Deseos y aprendizajes 2017

De aprendizajes y pasos pequeños

Veo el cambio de 16 a 17 en mis calendarios y siento que el tiempo pasó volando desde el 1 de enero del 2016, y me pregunto adónde se fue, y a la vez me vienen a la mente todas esas imágenes y todos esos aprendizajes que me quedan del año que pasó.

En el 2016, aprendí más español, tomé muchos aviones y descubrí muchos paisajes, con mucho verde y mucho edificio…

Bajé 2 kg dejándole a mi cuerpo ser, hice mucha bici y escuché muchos podcasts pedaleando, mejoré mi inglés escrito, descubrí que mi cuerpo podía moverse sin que pensara los movimientos, hice mucho yoga y mucho ejercicio, me reí un montón y amé más aún…

Gané confianza en mí misma, aprendí a dejar cosas que ya no sirven (y dejarlas de verdad), me fui sintiendo más cómoda en muchos lugares que antes no me parecían tan cómodos, tomé mucho mate, algunos con azúcar y algunos lavados, algunos en el sol y otros mirando las nubes…

Descubrí nuevas canciones, mantras y meditaciones, y haciendo todo eso me acerqué a mi versión, a una versión más mía de estar en el mundo, en el tiempo, en mi cuerpo; esta versión que es mía hoy y ahora, y que quiero seguir desarrollando mañana y al día siguiente, y todos los demás días de este año – y todo eso, todo lo que aprendí, lo llevo al 17.

Mirando para atrás veo mucho – mucho que pasó, y mucho que no – y este mucho me da la energía de seguir proyectando, avanzando, paso a paso; mirando para atrás me doy cuenta de que esos pasos los hice en un año, en 365 días que de por sí contaron, que de por sí importaron; y me doy cuenta de que en el 2017 también habrá que ser paciente, y acordarse de esos días que juntándose algo crearon.

Y en el 2017, quiero contarlo, contar lo que pasará y lo que no, contarlo para que nos acordemos mejor, de que los días juntándose algo crean – o capaz no.

Ely

este 2017 quiero…vengo queriendo…

Empecé a escribir queriendo hablarles de como mis planes, deseos, propósitos para el 2017 nacieron en el año que acabamos de cerrar…  pero de pronto me di cuenta de que, en realidad, se vienen gestando de un poco antes: desde que mis semanas dejaron de ir de lunes a viernes, desde que el mundo se me hizo cercano a fuerza de aviones, desde que  soy todo lo que puedo y probablemente nada de lo que pensaba que iba a ser.

Y aunque me esfuerzo por hacer planes, y tener alguna idea de lo que se vendrá, en realidad debo reconocer que soy bastante novata en esto de la vida improvisada. Mi año ya no se configura en torno a materias o fechas de examen, sino que se va tejiendo entre tropezones, mesetas y grandes saltos.

Este 2017 que recién empieza, me da la excusa justa para  encontrarle la vuelta a esta forma de vida; a esto de vivir viajando, de escribir, de aprender; buscando que suceda de la manera mas rentable, sostenible y amorosamente posible.

En cada objetivo veo un año, un país, muchas personas, y pienso en lo recorrido, y me entusiasma-abruma lo que se viene por recorrer.

Cuando veo el 2016, veo México, veo muchísima gente hermosa, veo escritos muy privados (de esos que salen cuando hay mucho tiempo sola), veo talleres de muchas formas y colores.  Y cuando veo el 2017, quiero ver un poco más de este bello México y  algo de Europa;  quiero escritos de los que se pueden compartir, de los que permiten compartir; quiero más talleres, quiero más formas y, de puro golosa, quiero más colores.

Suena a mucho, y lo pongo ahí en el horizonte para mantenerme en movimiento, y creer que hacia allá estoy yendo. Suena a poco, porque a veces parece que como el año es nuevo, le van a entrar toooodas las cosas que queremos hacer en una vida.

Intenta ser lo suficientemente claro para que no se salga de foco y poder mirarlo desde la distancia. Intenta ser lo suficientemente simple para poder recordarlo, y quien dice, hasta poder cumplirlo…

Valen

 

 

Quieres compartir las ideas? Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

2 Replies to “Deseos y aprendizajes 2017”

  1. Hola chicas!! estoy en el trabajo, y como por arte de magia se juntaron tres cosas que, por separado, no hubieran sido dignas de contarselas por aca.
    Hoy Valen me recomendo el blog… llegando al trabajo mi jefe me esperaba con un pedazo de rosca de reyes (Dios bendiga las tradiciones mexicanas acompañadas de cosas ricas) y un cafesito… y mis clientes por alguna razon, hoy no requirieron de mis servicios.

    Acabo de pasar las ultimas horas en la oficina con mi rosca, el cafe, el silencio de mis clientes ausentes y este maravilloso blog… un placer.

    Les deseo muchas lecturas! muchas visitas! muchos exitos!

    PD: Como lectora y seguidora del blog me gustaria que firmen sus anecdotas como lo hicieron con estas, asi los lectores las vamos identificando. No todos hacen trampa como yo, que ya las identifico porque a una de uds. la vengo leyendo desde hace años.. 😉

    1. Valentina Ferrario says:

      Magi!!! que lindo que los astros o roscas-cafes-silencios-blogs se hayan alineado… y más lindo todavía que nos lo hayas compartido!tomamos nota de la sugerencia a full!!! salud!!!

Comments are closed.