Costa oeste de Jylland – Dinamarca

Por Ely, desde Copenhague, Dinamarca.

Capaz usted haya entrado de casualidad a este post, quizás esté pensando en ir a Dinamarca y no sabe bien lo que hay que ver por ahí. En cualquier caso, le invito a quedarse un rato más para que le ayude en su búsqueda personal – con fotos de ayuda!

  1. Antes que todo, si no sabe qué es Jylland, le recomiendo que busque un mapa. Verá que Dinamarca se compone de muchas islas, e incluso tiene una parte que comparte fronteras con Alemania. Esta parte que no es isla, se llama Jylland (y se pronuncia algo parecido a yulan). Todo lo demás son islas, donde la mayoría de la gente vive.
  2.  Usted va a tener que elegir un modo de transporte, con lo cual viene mi segundo punto en punto: viaje por su cuenta. Como en el norte de la isla norte de Nueva Zelanda (como lo cuenta Valentina ahí), en Dinamarca hay pocos transportes, y si hay, están para vincular las grandes ciudades entre sí, y como en NZ, lo que hay afuera de las grandes ciudades es lo que más le debería interesar. Sin embargo, a diferencia de ese país, Dinamarca es muy plano lo que lo hace ideal para viajar en bici!
  3. Abríguese bien. En la costa, podría pasar un poco de frío, hasta en un día soleado de verano, ya que el viento puede llegar a ser muy fuerte. Para seguir afuera una vez que se haya puesto el sol, también piense en llevar una bufanda.
  4. Vaya a Klitmøller, el pueblo de los aficionados de surf. Según algunos, esta sería la Hawaii del hemisferio norte. Usted puede ir y averiguar por sí mismo, y comparar, si tuvo la suerte también de viajar a Hawaii. Si llega al principio del verano, también puede probar las olas (con traje de neoprene!).

    Klitmøller, Jylland
  5. Párese en el faro (casi) enterrado en la arena. Se ubica en “Rubjerg Knude”, en el norte de  Jylland. Para llegar hasta el faro, usted tiene que caminar por un bosque algo seco, hasta llegar a escalar las dunas de arenas – como en la foto de arriba! Ahi podrá admirar la fuerza de la naturaleza.
  6. Como en Copenhague, no dude en preguntar a los daneses. Que se trate de precios, de distancias, de clima, o de cualquier otra cosa trivial, los daneses son generalmente muy abiertos y siempre disponibles para ayudar. Note, sin embargo, que en Jylland hablan menos inglés que en Copenhague.
  7. Prepárese a que no lo entiendan cuando diga nombres de ciudades o de lugares en danés. Además de tener 4 letras/sonidos añadidos a su alfabeto (comparado con el latín, y que en realidad no son tan difíciles de pronunciar como parecen), tienen una manera de pronunciar palabras muy especial. La mayoría del tiempo, parece que las letras están de decoración ya que pocas se dicen.
  8. Vaya hasta Skagen para un atardecer. Skagen es la punta más al norte de Jylland y también donde se cruzan dos mares, o por lo menos dos corrientes opuestas, lo que crea una mezcla de olas totalmente desordenada. Dado la cantidad de espacio al final de la tierra, el atardecer (y seguro el amanecer) es muy lindo y vale el viaje hasta arriba.
  9. Disfrute de la poca cantidad de gente en las playas. Si bien Dinamarca no es conocida por sus playas calurosas, vale la pena verlas y caminar por ellas. Son muy largas, planas, con azules muy oscuros y muy claros, con arenas muy finas y más parecidas a piedritas – y un lugar adecuado para desconectar, admirar, respirar el aire limpio y fresco y encontrar la calma.
Skagen, Dinamarca

Ely

Quieres compartir las ideas? Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone