Cosmética Natural Viajera

En unas semanas nos toca volver a arrancar. Es tiempo de empezar a armar la mochila, de conectar de nuevo con la modalidad viajera.  Momento ideal para contarles sobre los aprendizajes, las claves y los permitidos con los que mantengo mi neceser lo más natural posible en plena vida en movimiento.

Vamos por partes:

Cuidado del pelo

En mi caso, como tengo rulos/rizos/pelo chino, el cuidado del cabello siempre fue un tema de búsqueda e inversión. Es que, entre la sequedad, el volumen y la dificultad para desenredarlo, me he pasado buena parte de mi adolescencia probando los más diversos productos y métodos. Hasta hace no mucho, la única manera de mantener el pelo como me gustaba era usando  shampoo,  acondicionador y crema de peinar; en ese orden, sin excepciones.

Y así viajaba, cargando entre kilo y kilo y medio de productos para el pelo, en potes que siempre corrían el riesgo de abrirse, hasta que hace poco más de un año, dejé el shampoo. Y aunque  mi cabello sigue siendo un tema, ahora la sequedad la trato con Aceite de Coco (ya no con acondicionadores) , el volumen ya no es un problema gracias el Bicarbonato de Sodio (en lugar de shampoo) y desenredarme el pelo es extrañamente sencillo con solo ponerme Vinagre (en vez de la crema para peinar).

Con este método, la clave es estar atenta a los cambios que va teniendo el pelo, y  a partir de ahí encontrar el punto justo para la combinación de bicarbonato y vinagre. Por ejemplo, como tengo el pelo muy seco, uso poco bicarbonato y lo preparo como “shampoo” con algunas hierbas , mientras de vinagre, uso toneladas (más ahora, que tengo el pelo muy largo).

Aquí el permitido, es para los momentos de transición. Cuando por ejemplo cambiamos de país o hacemos viajes cortos, podemos optar por llevar un shampoo Low-Poo (que se puede conseguir en tiendas de productos naturales), o directamente  por usar algún jabón neutro al principio, para darnos tiempo a re-armar nuestro método completo una vez ya instaladas .

Cuidado de la piel

Crema para el cuerpo, para la cara, para las arrugas, para las manos: todo eso se puede suplantar por Aceite de Coco.  Le quita un poco la mística , pero honestamente es  una solución  muy práctica, sencilla y placentera; se usa como cualquier crema y es apta para todo el cuerpo. Ya para todo lo que sea exfoliación, limpieza, celulitis, arañitas; está el Cepillo (que puede ser o no de fibras naturales) que, con solo 5 minutos de masajes antes de la ducha, ayuda a mantener todo lo necesario en movimiento.

La clave está en la constancia. Para ver mejoras en la piel, no hay que olvidarse ni dejar para después. Cinco minutos antes de cada ducha el cepillo, todos los días el aceite  y las arañitas se van y la piel se pone suave y brillante.

Mi permitido  en esta parte es  el  Protector Solar, porque aun no encontré una versión eco que se ajuste a mi presupuesto. Aunque eso sí, si bien sigo usando uno industrial, cada vez lo uso menos, porque elijo disfrutar del  sol en las horas en las que ponérmelo no sea tan necesario.

Olores varios

Este es un tema clave, y complicado, cuando se trata de cosmética natural; porque cuando un producto desodorante falla, se nota y mucho.

Por eso, debo confesar que probé muchas opciones, varias marcas, varias versiones artesanales. Y entre sprays de limón y piedras de alumbre,  finalmente encontré una receta muy simple, que me ha funcionado muy bien y que sigo usando tanto para axilas como para pies. En el caso del talco para pies, se necesita sólo Bicarbonato y  Fécula de maíz;y para hacer desodorante para las axilas solo se le agrega Aceite de Coco.

La clave aquí, está en comprender que a diferencia de los anti-transpirantes, este desodorante nos permite seguir transpirando sólo que con menos olor. Por eso debemos estar atentas y probablemente usarlo más de una vez por día si estamos muy activas. Y cuando es necesario (para una reunion de trabajo o un dia extremadamente largo), mi permitido es usar un poco de anti-transpirante, que generalmente pido prestado a alguien.

Cuidado de los dientes

Hasta aquí, debo decir que sólo me la paso de permitidos. Sigo usando pasta dental industrial y cepillos de plástico. Esta va a ser mi próxima conquista (o eso espero).

Cuidados femeninos

La menstruación y su parafernalia es un tema digno de más de un post. Aquí sólo se los presento: hace tiempo que cambié las toallitas femeninas desechables  y los  tampones, por productos reutilizables y ecológicos. Primero, me pasé a las Toallitas de Tela, y después de un tiempo incorporé la maravillosa, y transformadora, Copa Menstrual, que es, para mí, totalmente recomendable.

La clave, en este caso,  está en darse tiempo para amigarse con el cuerpo, la sangre y animarse a probar. En mi caso, primero empecé con las toallitas de tela, y recién cuando ya estaba un poco más familiarizada con mi sangre y mi ciclo, pasé a la copa definitivamente.

Aquí permitidos, honestamente ni los quiero. Una vez de emergencia, tuve que pedir a una amiga que me preste una de sus toallitas descartables, y ahí recordé la sensación del plástico con mi piel y no necesité más para nunca olvidarme mi copa donde vaya.

A grandes rasgos, estos fueron los “tips” que me permitieron pasar de dos bolsos con alrededor de 3 kilos de cosméticos a un solo bolso que puede tener entre 500gr y 1.5kg dependiendo de lo que vaya necesitando.

Como venimos diciendo con Ely, acá no hay soluciones mágicas, ni  una marca X o una línea Z que tenga la respuesta. En realidad es de a poquito, que les comparto este camino que voy construyendo hacia una cosmética más sustentable, con mis pequeñas conquistas, y mis tantos pasos en falso. Poco a poco, sin prisas y sin pausas, voy a contarles de las distintas experiencias, y pasarles las recetas que voy encontrando. Espero les haya gustado este boceto de neceser viajero, y sobre todo espero que les sirva para empezar a depurar sus bolsos y, con suerte, sus cuerpos.

Valentina

 

 

Creative Commons License
This work by Ely y Valentina is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Quieres compartir las ideas? Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn