Couchsurfing: alojarse con locales

por Valentina, desde  Dinamarca

-Viajar se puede, por ejemplo podés hacer Couchsurfing,  ¿alguna vez escuchaste hablar de eso?
A- No, pero suena interesante.
B- Sí, pero probé y nadie me contestó.
C- Vos estás loca! yendo a casas de desconocidos y peor todavía recibiendo gente que quien sabe qué!

Estas son – más o menos- las tres respuestas que suelo recibir cada vez que le hablo a alguien de Couchsurfing. Por eso se me ocurrió escribi este post para tratar de responder de alguna manera a cada una de esas posibilidades…

A- No, pero suena interesante.

 Couchsurfing (CS) es una plataforma que es muy famosa porque puedes ofrecer y/o pedir alojamiento “gratis”. Pongo gratis entre comillas, porque en realidad la propuesta es que haya un intercambio cultural. La propuesta es “stay with locals” que sería algo así como “pará/alojate/quedate con locales”.

Por suerte, además de la mismísima explicación- en inglés- de Don Couchsurfing , hay disponibles montones de artículos que explican cómo funciona y de qué se trata. Así que en vez de sumar más y más palabras al mundo del internet, esta vez paso a compartirte dos  artículos que me parece que cumplen ampliamente con el objetivo de presentarles esta herramienta de viajes.

Por un lado, va un artículo de Aniko Villalba  que se llama “¿Puedo dormir en tu sofá? (o todo lo que querías saber de Couchsurfing)” , y por otro lado les paso el artículo “Qué es eso de Couchsurfing?” escrito por Dani y Jota de  Marcandoelpolo.com. Si bien ambos artículos tienen sus años (lo que en internet podría considerarse una eternidad) creo que siguen estando vigentes, ya que ambos  responden las preguntas básicas sobre CS y su funcionamiento.

 B- Sí, pero probé y nadie me contestó.

Si alguna vez intentaste pedir alojamiento y no conseguiste alguien que acepte tu request (pedido de alojamiento), no te sientas sola que a todas nos ha pasado.

Mi teoría es que hay todo un oficio en escribir requests, hay pequeños detalles que pueden hacer la diferencia a la hora de conseguir o no un alojamiento. Por eso, después de un par de años de aprendiz de este oficio, quisiera compartirles algunas ideas-tips-sugerencias que a mí me han servido para hacer un uso más efectivo, más aprovechable y más cuidado de CS:

Antes de escribir tu request/pedido de alojamiento, te recomendaría:

  1.  Completar tu perfil. Esa es tu carta de presentación, es tu perfil el que van a mirar para ver quién les está pidiendo un lugarcito en su casa. Escribir tan abiertamente sobre una misma no es lo que más nos gusta a a mayoría, por eso te recomiendo responder una a una las preguntas guía que te ofrece la página. Es importante que cada persona tenga su propio perfil, aun si viajan en grupos-pareja-dúos (porque aunque el request lo escribe solo una, suele ser de ayuda agregar un link al perfil de la otra/otros que vayan a quedarse).
  2.  Cuando busques posible host, no te olvides de filtrar la búsqueda. Lo podés hacer siguiendo diferentes criterios: ciudades, intereses, preferencias, características del alojamiento, cantidad de referencias, índice de respuestas y última conexión. Estos últimos dos, son los que ayudan a determinar si esa persona está realmente activa y si va a demorar más o menos en contestarte. En mi caso, primero elijo esos dos filtros y después veo quienes están disponibles para empezar a leer perfiles.
  3. Leer el perfil. Una vez que encontraste alguien que te interese, leelo completo, incluyendo la parte que dice “mi hogar”. Son muy pocos los perfiles que son muy largos, y en general en los primeros párrafos te podés dar cuenta si esa persona es la que estás buscando. Leerlo completo es importante porque: el perfil es todo lo que tenés para saber si realmente querés ir a quedarte con esa persona, en él va a estar establecido si en esa casa pueden recibirte y bajo qué condiciones, así como también – y sobre todo si está en una zona muy solicitada- en el perfil suele haber indicaciones para escribir el request que pueden determinar que éste sea leído o no (por ejemplo, una pregunta clave o una frase para empezar el texto).
  4.  Mirar las referencias. Las referencias son la única manera que tenemos para saber algo de esa persona, más allá de lo que ella misma diga. Leer algunas al azar puede darte un panorama del tipo de cosas que comparte con sus guests o del tipo de inconvenientes que haya tenido. En general, suele haber pocas referencias negativas, pero cuando las hay, vale la pena pegarles una mirada para asegurarte de que sigue siendo una persona que te interese conocer.

A la hora de escribir el request/pedido de alojamiento, es importante:

  1. Escribir bien el nombre de la persona que querés que te aloje. Suena demasiado obvio, pero muchas veces alguna equivocación en el nombre hace que directamente ni lean tu pedido.
  2. Contarle de tu viaje. Quién sos, qué estás haciendo, de donde venís, a dónde vas. Una breve presentación que le de la pauta de cómo sería tu estadía en su casa. Por ejemplo: “Mi nombre es Valentina, hace tres años vengo viajando con mi compañero (link del perfil de CS de mi compañero). Acabamos  de llegar a … y nos encantaría …”.
  3. Hablarle de porque la/lo elegiste. Hablale de lo que tienen en común – o diferente-, eso por lo que valdría la pena que se tomara el tiempo de recibirte en su casa. Un ejemplo genial fue un request que le llegó a un hombre  que nos alojó hace poco y que decía: “yo soy vegano, y  ví que tú eres carnicero, seguramente tenemos mucho de que hablar”; aunque una versión más tradicional sería: “ví que te gusta la fotografía, mi compañero es fotógrafo así que podrían compartir experiencias y herramientas…”
  4. Aclarar qué es lo que necesitas. Puede ser alojamiento por una noche, quedarte una semana, llegar a un lugar muy lejano y tener a alguien de referencia; explicitar si tus fechas son fijas o quizás cambien en el camino, asegurarte de saber qué disponibilidad tiene esa persona que te recibe.
  5. Agradecerle  por haberse detenido a leer tu request, de entrada. Aquí, yo suelo agregar que aún si no me alojara, me gustaría reunirme, porque muchas veces aunque no te quedes con ella o él, poder juntarte te da un poco de ese gustito de experiencia local que viene tan bien en los viajes.

Después y otras:

  1. Usar las referencias. Si te quedaste con alguien en su casa, si alguien te dejó plantada, si te encontraste y fue una persona maravillosa. Dejar por escrito tu experiencia con esa persona puede multiplicar lo bello que hayas vivido y puede prevenir a otras de lo feo que te haya tocado.
  2. Meet up/Public trip. Cuando las request personales fallan, o cuando lo que necesitas es algo más grupal que una casa, estas dos herramientas pueden ayudarte a encontrar lo que buscas, desde una fiesta de viajeros, a una guía personalizada por la ciudad, lo que se te ocurra lo podés proponer acá.
  3. Irse cuando haga falta. Así como quien te recibe hace un voto de confianza, vos también estás confiando en alguien para ir a su casa. Por eso es importante saber que siempre se puede decir : Muchas gracias, pero no. Si te genera dudas, si no te sentís cómoda con lo que propone o con la respuesta que te haya dado, siempre-siempre podés hacer un paso atrás, agradecer la intención y seguir camino para donde se sienta más seguro.
C- Vos estás loca! yendo a casas de desconocidos y peor todavía recibiendo gente que quien sabe qué!

C– Y sí, medio loca estoy, pero lo lindo es que no soy la única, ni hay una única manera de estarlo. Por eso, esta respuesta se viene para la semana próxima.Viene con la ayuda de otra loca linda, para detenernos a hablar de qué nos lleva a hacer estas cosas y qué vamos aprendiendo en el camino.

-Valentina

Y vos, ¿ya conocías Couchsurfing?, ¿Hay algún tip/consejo/sugerencia que quieras sumar?

 

Quieres compartir las ideas? Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

One Reply to “Couchsurfing: alojarse con locales”

  1. Siempre tan últil su experiencia!!! Gracias por compartirla!!!

Comments are closed.