De dónde sos?

Por Ely, desde Francia.

Ayer fue mi segundo día en mi nuevo trabajo de vendedora en una tienda orgánica y cerré el lugar al final del día con mi responsable. Tuvimos una de esas conversaciones simpáticas típicas de nuevos días de trabajo pero con más buena onda de lo normal; esas conversaciones que van saltando de un tema a otro de manera muy suave.

En esa tienda, tenemos una heladera para las cosas frescas que no vendemos y que podemos llevarnos; él me preguntó si me interesaban las carnes y yo respondí que no, y que tampoco era vegetariana pero que no solía cocinar ni comprar carne. Desde ahí, me recomendó un par de tofus que teníamos ahí y que si mi novio era abierto a comer esas cosas podíamos probarlos juntos (sigue siendo un cliché que los hombres comen carne nomás, y por no conocer el amor que le tienen los argentinos a la carne, mi responsable me ahorró comentarios adicionales sobre el hecho de que cómo iba a comer tofu y no carne mi novio si era argentino).

En ese momento, justo, pasamos a hablar de idiomas y, por enésima vez en mi vida, pasó a preguntarme si no tenía alguna origen por ahí al sur de la frontera francesa. No, digo yo, pero mi papá nació en Algeria (será por eso el color de mi piel y mis ojos oscuros?), y también me suelen decir que tengo algo de acento hispanófono cuando hablo francés. Ya sé, soy francesa, mi lengua materna es francés, y no puedo explicar mis distintos acentos con mis orígenes.

Es que siempre fui buena con los idiomas. Los aprendo rápido, me parece muy fácil y sobre todo muy divertido (el domingo pasado estuve más de media hora en Duolingo, la app que te permite aprender idiomas gratis, empezando a aprender ruso; eso de divertido me parece). Y muy sorprendente, nunca salió un acento francés cuando empecé a hablar inglés o español.

Mil veces en primeras conversaciones grupales aleatorias presumieron que era de EE.UU., y otras veces me preguntaron de qué estado era.

Cuando viví en España y que todavía tenía un acento muy español, siempre me preguntaban de dónde era y no podían creer que no era de allá (y por mis rasgos físicos mediterráneos, tampoco tenía sentido que era del norte norte de Francia).

Cuando pasaba tiempo en Francia después de vivir unos años en Bélgica, se reían de mi intonación belga (que podría ser el equivalente del canto argentino escuchado por un español, a nivel de percepción) y de mis expresiones raras.

Después de un tiempo pasado en Nueva Zelanda, me preguntaron si había aprendido español con argentinos y ahora (que se me pegó el acento por tener un novio argentino y una amiga y compañera de blog argentina), me preguntan de qué país de América central o de qué región desconocida de Argentina soy.

Es raro.

Pero siempre me gustó. Al principio, me gustó poder esconderme y evitar los clichés de ser francesa. Y ahora, me gusta porque me gusta pensar que no soy sólo de Francia. Soy de muchos lugares, de lugares en los que habité, en los que viví, lugares que llamé casa y lugares que conozco mejor que mi propio país o hasta mi propia ciudad.

Me gusta saber ubicar, en mis mapas mentales, de donde viene la gente que conozco cuando me lo cuenta, me gusta poder entender que nuestras diferencias entre viajeras vienen de nuestras maneras de haber aprendido a vivir, para siempre llegar a la misma conclusión: somos todas humanas y tenemos mucho para compartir.

Nuestras diferencias culturales son solo esto: culturales.

No son inherentes.

No son indefectibles.

No son, sobre todo, tan poderosas como

Risas,

Comidas,

Teorías,

Viajes,

Caminatas,

Consejos,

Cervezas,

Abrazos y besos,

Gustos,

Proyectos

Compartidos.

A mí me encanta hablar idiomas para poder entender (entenderte a vos que estás leyendo sabiendo que nacimos cada una en un lado distinto del océano atlántico!), para poder esconderme en conversaciones y aprender más y más de tu cultura, en sus detalles feos y lindos, para poder entenderle a la otra.

De dónde sos, me preguntan? Del planeta tierra; el mismo planeta que el tuyo.

Y me siento muy afortunada.

-Ely

Quieres compartir las ideas? Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Dejá un comentario